Cómo preparar caramelo

Muchos postres llevan en sus ingredientes o en su preparación caramelo. Algunos como fondo o complemento de la preparación, otros como acompañamiento.

En unos casos el caramelo debe presentarse completamente solido, en otras líquido, veamos:

preparar caramelo
 

Caramelo solido

Se prepara así:

Pon en un cazo azúcar en cantidad suficiente (por ejemplo 100 gr).

Ponlo a fuego muy lento y mientras el azúcar toma color vete revolviendo sin parar con una cuchara, preferentemente de madera, hasta que el azúcar esté totalmente disuelto y con un color dorado intenso.

En ese momento se debe retirar del fuego -para evitar que se queme- y utilizarlo inmediatamente (por ejemplo volcarlo en la flanera o recipiente) pues al enfriar se endurece enseguida.

Notas:

Es el más habitual.

Se utiliza mucho como fondo de moldes que llevaran después otra preparación, como flanes, pudin, biscuit glasé, etc.

Este es el que se emplea para hacer crocantis y piruletas.

Caramelo solido suave

Se prepara así:

Pon en un cazo 100 gr de azúcar y dos cucharadas de agua.

Pon el cazo a fuego lento y, mientras toma color y el azúcar se disuelve, no pares de revolver hasta que adquiera un color dorado intenso.

Cuando este dorado retiralo del fuego y ya esta preparado para ser utilizado.

Para prepararlo en microondas

Pon en un recipiente adecuado para microondas 100 gr de azúcar y dos cucharadas de agua.

Mete el recipiente en el microondas a potencia máxima durante 5 minutos pero debes ir mirando por si necesita menos tiempo.

Cuando comience a dorar debes sacarlo rápidamente del microondas, revolver y utilizar rápidamente.

Notas:

Se puede utilizar como fondo de moldes para flanes, pudins, etc.

Hacerlo en microondas es rápido y cómodo, pero hay que cogerle el punto de tiempo para que no se queme.

Caramelo liquido

Se prepara así:

En un cazo se prepara un caramelo solido con 100 gr de azúcar.

Cuando el caramelo tenga un tono dorado subido se retira del fuego y se deja que enfría un poco.

Añade dos cucharadas de agua y vuelve a llevarlo a fuego lento hasta que el agua se mezcle bien con el caramelo.

A continuación vete añadiendo cucharadas de agua y deja que se mezclen bien con el caramelo. Cuando este tenga la consistencia que deseas saca el cazo del fuego y deja enfriar.

Notas:

Es el adecuado para acompañar tortitas con nata, decorar helados, etc.

Como este caramelo no se vuelve solido puede guardarse en la nevera durante varios días

Si cuando el caramelo se enfrió te parece que quedó mas espeso de lo que tu querías, lo vuelves a poner al fuego y añades un poco mas de agua hirviendo.

♦ Hay que tener mucho cuidado cuando se prepara caramelo porque como alcanza temperaturas muy altas sus quemaduras son terribles.

♦ No uses cucharas de plástico pues como el caramelo alcanza temperaturas muy altas se pueden deshacer.

♦ Ten cuidado con las cucharas metálicas, el calor puede llegar al mango.

♦ Nunca se te ocurra probar el caramelo hasta que no esté completamente frió.

 

 
Etiquetas: Dulces, Técnica culinaria,

Bookmark and Share

Comentar
Aún no hay ningún comentario

Disculpad las molestias debido a la gran cantidad de spam que recibiamos hemos desactivado los comentarios. En breve podreis comentar de nuevo