Sofás hechos en casa

Un cajon básico para un sofa básico

Esta es la idea básica del sofa casero por excelencia. Cuatro tablas bien clavadas con otra tabla encima. Si además la tabla delantera y las dos laterales son 2 cm más altas , con un listón de apoyo para la superior, conseguiremos que la espuma que coloquemos encima no se deslice hacia delante.

sofa casero
 

Corte transversal:

sofa tarima2  

GRAN SECRETO para que sea cómodo :

La altura para sentarse no debe sobrepasar los 38 cm (esto es seguro aunque inicialmente nos pueda parecer bajo) incluyendo patas o ruedas (sí tiene), la tarima o soporte, y el colchón o la espuma

Si el fondo del sofá hace más de 70 cm. Debe llevar necesariamente detrás unos cojines de cómo mínimo 10 cm de grosor

  sofa tarima1  

Ventajas:

  • Ideal para cuando se tiene poco dinero. Si nos esmeramos puede dar una aceptable imagen sin mucho gasto.

  • Imprescindible en los lugares pequeños donde los sofás del mercado nos ocupan casi toda la dependencia. Este sofá podemos hacerlo con unas medidas que se adapten y guarden proporción con el tamaño de la estancia. Puede tener 190 de largo por 80 de fondo, o bien 160 de largo por 65 de fondo, o lo que consideremos más oportuno.

 
Otras ventajas e ideas

Hace un estupendo servicio como cama ocasional, e incluso si no queda más remedio como cama habitual aunque en este caso las medidas deben ser aceptables para una cama.

La apuesta de decoración que no va a quedar nunca mal es la que se basa en tonos suaves; p.e. madera de pino barnizada más o menos clara, tapicería en blanco roto o marfil, algún cojín o una manta en tonos tostados claros. No obstante periódicamente se llevan los contrastes de blanco roto y negro. Se llevó mucho allá por los años 70 y más o menos no ha desaparecido nunca como tendencia

También podría quedar muy bien la tarima de pino claro y la tapicería en gris marengo o negro (para que resulte sufrida). Las espumas del respaldo siempre tendrán el mismo color que el asiento y en este caso si queremos poner una nota de color lo haremos con algún cojín. Si nos equivocamos con los colores de las telas tampoco es mayor problema porque cambiarlas no va a suponer excesivo coste. Lo fundamental es la tarima, que a poco que podamos debemos hacerla de madera y no de aglomerado.

En cuanto a la tapicería ¡Saber o no saber coser, esa es la cuestión!.

 
   

Otro sofa casero facil de hacer

Y aquí una tabla -tambien puede servir un somier- con unas enormes ruedas,  sobre el que luego pondremos o una espuma gruesa o un somier de muelles. Luego, con la tela que hemos elegido para tapizarlo, haremos como una sabana ajustable que tapará (recogerá) la madera o somier para que no se vea. Encima pondremos cojines o "rulos de espuma.

 sofa ruedas2  

Para que no se mueva tanto puedes poner ruedas en la parte que toca a la pared y patas en la parte de delante

 sofa ruedas1  
Etiquetas: Bricolaje, Decoración,

Bookmark and Share

Comentar
Aún no hay ningún comentario

Disculpad las molestias debido a la gran cantidad de spam que recibiamos hemos desactivado los comentarios. En breve podreis comentar de nuevo