Pintar las paredes

   
¡Has decidido pintar! Ello significa que ya has preparado las paredes con anterioridad y comprobado que su estado permite esta técnica.  

El paso siguiente es darse un paseo por las basuras para hacerse con cartones que servirán para proteger el suelo de la dependencia a pintar (en las casas de pinturas venden rollos de cartón para proteger los suelos, pero ese dinero por poco que sea lo podemos emplear en otra cosa).Cuanto más grandes y gruesos sean mejor, así no se desplazaran cuando pongas la escalera encima. Alrededor de las tiendas de electrodomésticos es fácil que encuentres cartones de este tipo.

La elección del tipo de pintura a emplear (plástica, acrílica, etc.) así como los instrumentos que necesitaras para pintar (brochas, rodillos, pinceles, etc.) es bastante más importante de lo que parece. En los centros donde venden estos productos te pueden aconsejar, pero yo me he saltado algunas veces esos consejos con muy buenos resultados. Por ejemplo:

pintores  

Los rodillos pequeños de pelo corto pesan menos y –aunque no es habitual que te los recomienden- yo los encuentro mucho más cómodos, y como la pintura sobre la pared tampoco queda mal, y aunque generalmente este tipo de rodillos se utilizan más para pintar muebles, yo no los rechazo de entrada, y menos si la dependencia no es excesivamente grande.  

En general yo “rebajo” la pintura con el disolvente que proceda (según el tipo será aguarrás o agua) un poco más de lo que marcan las instrucciones de uso. Ya sé que no lo debería de hacer, pero así es más cómodo puesto que el rodillo “corre” mejor. Sólo hay que tener cuidado de no excederse para no correr el riesgo de que gotee en exceso o no cubra lo suficiente.

pintar paredes

 

Es de suponer que ya tienes decidido el tipo de pintura y el color de la misma, pero, antes de pintar las paredes debes comprobar que el color elegido es del tono adecuado. Para evitar que el resultado final no se corresponda con lo que esperabas (por modificarse el color al secar o por el tamaño de la pared) puedes usar un truco. Consiste en pintar primero sobre un cartón, cuanto más grande mejor, que, una vez seco, apoyaras sobre la pared para comprobar el efecto final.

Colocas los cartones en el suelo, te pones ropa de trabajo, retiras o cubres los muebles de la habitación (si es que los hay), preparas la pintura, brochas, rodillos y demás útiles, trapos para emergencias y

¡MANOS A LA OBRA!

 

 

www.valentine.es

www.titanlux.com

www.bruguer.es

 

   
Etiquetas: Decoración, Pintura,

Bookmark and Share

Comentar
Aún no hay ningún comentario

Disculpad las molestias debido a la gran cantidad de spam que recibiamos hemos desactivado los comentarios. En breve podreis comentar de nuevo